Usted está aquí

El proyecto "El comercio no tiene desperdicio" cuenta ya con 15 adhesiones de empresas de CAEA

17/08/2017

La Confederación Andaluza de Empresarios de Alimentación y Perfumería (CAEA), en colaboración con la Obra Social “La Caixa”, puso en marcha el pasado mes de junio el proyecto “El comercio no tiene desperdicio”, campaña contra el desperdicio alimentario y el fomento de la donación de alimentos en el sector de la distribución comercial en Andalucía que suma ya 15 adhesiones de empresas del sector comercial asociadas a CAEA.

Esta campaña, que fue presentada en el marco de las IX Jornadas del Sector de la Distribución “Comercio Sostenible, Comercio Responsable” que se celebraron el 23 de junio en la sede de CaixaForum Sevilla organizadas por CAEA, pretende minimizar el desperdicio alimentario en el sector de la distribución e impulsar la donación de alimentos como una de las principales medidas para combatirlo. Según datos de la Comisión Europea, el desperdicio en España alcanza los 7,7 millones de toneladas de alimentos cada año, el 42% se produce en los hogares, un 39% en la producción e industria alimentaria; un 14% en la restauración y sólo un 5% en la distribución comercial.

El presidente de la Confederación Andaluza de Empresarios de Alimentación y Perfumería, Luis Osuna, corrobora que, pese a que el sector comercial sólo supone un 5% del total de desperdicio alimentario, “la distribución alimentaria está plenamente concienciada con la minimización del desperdicio y, en concreto, con la donación de alimentos como una de las principales medidas para combatirlo. Estimamos que en las empresas del sector se desperdicia entre el 0,2% y el 1% del producto comercializado. Las principales causas por las que se desperdician alimentos son una deficiente manipulación y conservación de los productos, sobre todo de los perecederos; la fecha de caducidad y fecha de consumo preferente vencidas; así como cuestiones estéticas de los productos o gestión errónea de los stocks. El sector de la distribución comercial es consciente de este problema y de su responsabilidad en el mismo y por eso desde CAEA y las empresas estamos llevando a cabo medidas para minimizarlo”.

Estas medidas forman parte del “Decálogo contra el Desperdicio Alimentario en el Sector de la Distribución Comercial”, al que se han adherido ya 15 empresas del sector asociadas a CAEA, comprometiéndose de forma responsable con el cumplimiento de las mismas mediante un documento de adhesión voluntaria. Entre las empresas adheridas se encuentran Coviran, Cash Lepe, Grupo Barea, Maskom, Mercadona, Grupo Miquel, Confisur, Grupo Cardoso, Grupo Dian, Piedra Trujillo, Luis Piña, Cudal, Asprodibe, Supermercados Cádiz y Alipensa.

Una de las medidas más destacadas que contribuyen a minimizar el desperdicio de alimentos es la donación que, según el presidente de CAEA, Luis Osuna, “engloba a aquellos productos no aptos para la venta por razones comerciales, pero que son aptos para el consumo. Estos alimentos son donados a entidades sociales capacitadas para darles salida (comedores sociales, Bancos de Alimentos o Cáritas). Actualmente, más del 80% de las empresas de CAEA realizan donaciones, periódicas o de forma puntual, estimando que pueden llegar a donar en torno a 2.000 toneladas de alimentos al año sólo en Andalucía”.

En la actualidad, CAEA está conformada por 29 empresas, 382 sociedades, 9.129 establecimientos comerciales, 114.000 empleados a nivel nacional (el 80% de carácter estable y el 70% femenino), 5.830 franquiciados o socios y 250 plataformas logísticas, con un volumen de 25.222 millones de euros de facturación, 4 millones de metros cuadrados de superficie comercial y 1,1 millones de metros cuadrados de superficie de almacén y logística.

 

Documentos